El vino es un elemento vivo. Y esta naturaleza viva y mutable del vino es la que lleva a estudiar la composición del vino del modo más completo posible. De esto se encarga el técnico enólogo, el especialista en vino.

La calibración y el conocimiento de la composición química y evolución del vino son vitales. Por ello, el enólogo tiene que conocer bien esta composición si quiere comprender los fenómenos que intervienen en la maduración de las uvas, elaboración de los vinos, tratamientos y conservación.

Así las cosas, el vino requiere un análisis de manera periódica y continua. Pero no sólo para su elaboración, ya que el conocido como análisis enológico es un proceso que mejora tanto la seguridad alimentaria como la calidad del vino. Se trata de análisis que en algunos casos son obligatorios para exportar a ciertos países.
 

viñedos

 

Características y tipos de análisis enológico

 
El trabajo de laboratorio pertenece a una actividad cuyos resultados deben ser contrastados y verificados. Por eso, el enólogo debe entender y aplicar los conceptos básicos de la química, que son la base y el fundamento de todo. Solo así será posible alcanzar los objetivos relacionados con el control de calidad de los productos elaborados. A tal fin hay que procurar utilizar las tecnologías más actuales siempre cumpliendo con la normativa aplicable a cada situación

Así, habitualmente las bodegas realizan un análisis de control que cubre las diferentes etapas de producción, elaboración y embotellado. Se analiza desde la uva al vino, pasando por la fermentación alcohólica y maloláctica.

Entre los distintos tipos de análisis de control nos encontramos con análisis físico-químicos, microbiológicos, control de estabilidades, estudio de precipitados, alérgenos, toxinas o fitosanitarios, entre otros. Todo para controlar que el vino elaborado tenga la mejor calidad y seguridad alimentaria.
 

barriles

 

Las bodegas de mayor tamaño realizan de manera interna el análisis de control. En el caso de bodegas más pequeñas no cuentan con el personal y los medios adecuados, esta labor se suele externalizar en un laboratorio. En este sentido hay compañías que realizan el análisis enológico, al igual que en el caso de los controles oficiales.

Porque cada día son más y más rigurosos los controles del vino para su comercialización tanto en el mercado nacional como a la hora de exportar en el mercado internacional. El análisis enológico oficial sirve para pasar las aduanas de los países que así lo solicitan, como es el caso de China, Brasil o Japón.

Y es precisamente esa múltiple casuística internacional la que va variando las analíticas demandadas de un país a otro. Además, todo ello puede derivar en cualquier reclamación en una transacción que debe ser validada en laboratorio.

 

¡Llama ahora e infórmate!

696 901 454

Realiza tu consulta. Estaremos encantados de atenderle.